Archivo de la categoría: Política

Sobre el Aborto Terpéutico.

Hace poco más de un año, en el marco de la campaña presidencial de Jorge Arrate, nos llegó la siguiente carta escrita por una mujer con embarazo inviable. Con la autorización de ella compartimos esta carta con ustedes.

” Tengo una hija que está creciendo y la siento dentro mío, a las 14 semanas me dicen que es un embarazo inviable, tiene tantas deformaciones que lo más probable es que no llegue a término, se me destruyo la vida, me sacaron el alma, me muero todos los días con ella.

“Ahora tengo 23 semanas y la siento, siento sus patadas y sus manos, siento que late, y cada vez que la siento, lloro, porque el dolor es más grande que lo que puede aguantar mi corazón y mi alma.

“No sé cuál será el fin de prohibir el aborto terapéutico, no sé si es responsabilidad de la iglesia o de los políticos, pero junto con todo el dolor y la angustia que ha sido este embarazo, creo que ellos no han dimensionado el daño que nos hacen a las mujeres que pasamos por esto, creo que su egoísmo y su pelotudez llega a los extremos. Busqué por todos lados que se abrieran puertas, que me dieran una solución, vi a 4 médicos y todos llegaron al mismo resultado, no viviría, ni siquiera era probable que llegara a término, así que busque el famoso misotrol, pero es un ambiente tan ilegal, se siente tan sucio, que no nos atrevimos con mi marido, esperamos y esperamos y seguimos esperando para que llegue el día que nuestra hija se vaya al cielo.

“Pero no solo prohíben el aborto terapéutico, tratando de hacer las paces con Dios, quiero que la bauticen, ya que me dicen que no quedarían más de 2 semanas por que casi no queda liquido amniótico, y busco en la iglesia una calma que no voy a encontrar, no solo prohíben y castigan el aborto, si no que me niegan el bautismo para mi hija, ya que no tendría 6 meses de gestación y porque solo es para los seres vivientes…plop!
No entiendo, no los entenderé nunca, enjuician, castigan y reprochan la pastilla del día después, porque dicen que hay vida después de una unión de un espermio y un ovulo, pero mi hija de 23 semanas no es digna de un sacramento si no tiene 6 meses, si no está viva, alguien me puede explicar que es lo que tengo adentro mío?? Un alien acaso??? Es un ser vivo también… Estoy cansada de que esta sociedad de mierda me cierre las puertas, yo lo hice todo bien, deje de fumar, comí sano, deje de trabajar para que no tuviera stress, tome acido fólico, caminaba kms por Chiloé, que es donde me vine a vivir hace meses con Cristian, mi marido, o sea, estaba sin contaminación, pero igual a pesar de todo, mi hija viene mal. No me quise practicar un aborto, sintiendo que tenía todo el maldito derecho a hacerlo, no me atreví a tomar el misitrol por miedo a que a mí me pasara algo o por si me tomaban presa, que mas quieren?… estoy al borde, me voy a volver loca, el dolor no lo aguanto, me muero todos los días, esto ha sido una lenta tortura, una agonía que todo el mundo ve y que no se puede hacer nada, he tenido una templanza y una entereza que la hubiera querido tener toda la vida, pero esto me sobrepasa, esto no es humano, ya no se a quien más recurrir, me dicen que a Dios. A él? Después de lo que me ha hecho pasar? Después que me niega toda posibilidad de terminar con mi dolor? Quien mierda de todos los curas y políticos pensó alguna vez en la madre? Defienden la vida…mmm lo dudo, nadie ha defendido mi vida.
Sigue leyendo

Examined Life.

Hemos querido compartir con ustedes este excelente documental llamado “Examined Life”, del año 2008, dirigido por Astra Tylor.

El documental se basa en la simple idea de conversar sobre temas cotidianos con algunos de los filósofos más importantes de la actualidad.

Paseando por las calles de New York, nos plantean desde la cotidianidad misma, cuestiones éticas y morales que surgen del actual modo de vida occidental.

Discriminación, ecología, riqueza y pobreza, son algunos de los temas que nos proponen para abordar la idea del sentido.

Aquí les dejamos el trailer del documental.

Se encuentra dividido en 8 partes. Las descargan todas, y luego al descomprimir con winrar, se unirá automáticamente.

Además encontrarán un archivo con los subtítulos en español.

Sigue leyendo

¿Es política la pobreza?

La última encuesta CASEN instaló nuevamente  el problema de la pobreza en el debate público. Las estadísticas señalan que ésta aumentó de un 13,7% a un 15,1% y que también creció la brecha entre los segmentos que poseen mayores y menores ingresos.  Lo interesante de las discusiones y reacciones que se han producido  no consiste sólo en que la pobreza vuelva a ser visibilizada sino en que han aparecido las concepciones de diversos actores en lo que respecta a qué es la pobreza y cómo debe ser solucionada, y particularmente en torno  a cuál es la relación entre la política y este fenómeno.

Más allá de lo discutible que pueden ser los datos de la encuesta CASEN, ya que se apoyan en  concepciones ambiguas, vagas y absolutamente cuestionables, me referiré específicamente a  las reacciones del gobierno sobre sus resultados. Esto, porque el  gobierno en sus dichos no sólo señala a todos los ciudadanos cuál es su posicionamiento como conglomerado político frente a la pobreza, sino cuál es la postura de la política como espacio simbólico respecto a este tipo de fenómenos. En la medida en que el gobierno es identificado con el espacio político y también con lo que éste puede ofrecer a los ciudadanos, su discurso tiene efectos en la relación que se configura entre los ciudadanos y la comprensión que éstos realizan sobre los impactos que puede tener   la política en las problemáticas sociales.

En relación a esto, llama la atención que una de las primeras reacciones del gobierno al presentar las estadísticas de la encuesta consistiera en señalar que la causa de este aumento en la pobreza se debiera entre otras cosas, a la desviación de los fondos destinados a la protección social producto de la corrupción. Y que luego la vocera de gobierno mencionara que la mejor forma de enfrentar el problema de la pobreza es a través de la despolitización, o que el senador Longueira señalara que el aumento de la pobreza se debe a la “politización” de las políticas sociales., Y que luego la vocera de gobierno mencionara que la mejor forma de enfrentar el problema de la pobreza es a través de la despolitización, o que el senador Longueira señalara que el aumento de la pobreza se debe a la “politización” de las políticas sociales.

¿Qué señal está mandando el gobierno con sus dichos? ¿Qué relación se está estableciendo entre la política y problemas sociales?¿Cuál es la vinculación que a su vez se está instituyendo  entre los ciudadanos y la idea de la política?

Sigue leyendo

Discurso de la izquierda: ¿Pueblo sordo o izquierda muda?

Sin duda, el mayor triunfo de la derecha en Chile no ha sido instalar a Piñera como presidente a través de elecciones democráticas, sino que instalar en Chile un discurso hegemónico y su respectivo sentido común, que hoy tiene a la izquierda arrinconada, alejada de los sectores populares, y enfrascada en una estéril disputa de espacios de poder simbólicos pero sin influencia.

El discurso hegemónico ha logrado impedir que las reivindicaciones que la izquierda enarbola sean recibidas por quienes supuestamente se benefician por esas luchas. Ello mediante dos importantes procesos: la individualización del sujeto y el secuestro del lenguaje.

cortesía de Gettyimages.com

Respecto del primer punto, no es difícil darse cuenta que el sentido común imperante en la actualidad apunta hacia la exaltación del individuo y la renegación de la sociedad. Se nos da a entender que es el esfuerzo individual, alejado de lo colectivo, lo que finalmente nos permite satisfacer nuestras necesidades y que –a su vez- esas necesidades también son individuales o, a lo más, implican a la familia nuclear.

Conceptos como “emprendimiento” y “esfuerzo personal”, son instalados desde el discurso hegemónico mediante su difusión a través de los medios de comunicación y el sistema educacional. No es menor que hoy la ingeniería comercial sea una carrera tan apetecida por los futuros profesionales.

El segundo proceso es, sin embargo, el más importante, pues es el que permite que el discurso hegemónico se pueda desenvolver sin una articulación que le oponga resistencia. El secuestro del lenguaje ha permitido a la derecha durante los últimos 20 años evitar todo contacto entre las reivindicaciones asociadas al socialismo y al comunitarismo y “el pueblo”.

Sigue leyendo

El Problema de la Gestión

Uno de los conceptos claves en el nuevo gobierno y que marcó la candidatura de Sebastián Piñera con respecto a las otras, corresponde a la idea de “gestión”. La derecha ha enarbolado este término como la gran panacea para terminar con los “reales problemas de la gente”, instalándola como una idea hegemónica que poco a poco se ha ido naturalizando y negando cualquier otra alternativa a los problemas sociales que aquejan al país.

Esta situación amerita una reflexión y problematización en torno a la idea de gestión con el fin de identificar a qué apunta ésta y cuáles son sus usos y efectos, para de esta forma desmantelar la realidad que presenta como preexistente a su discurso y que no da espacio a otros entendimientos.

El término gestión lo ha promovido principalmente un sector, el empresarial, quienes lo entienden como una práctica caracterizada por una serie de procedimientos y planificaciones que aseguran un incremento de la productividad. Estos procedimientos terminan regulando la relación entre empleados y entre éstos y sus empleadores, instalando una serie de representaciones y presupuestos favorables para lograr una maximización de las utilidades.

Sigue leyendo

Democracia para Pocos

La lucha contra la dictadura se articuló detrás del concepto de democracia. Recuperar la democracia permitió agrupar, detrás de ese nombre, a estudiantes secundarios, superiores, sin casa, militantes de la izquierda e incluso de partidos que inicialmente apoyaron el golpe de estado. Democracia fue un concepto que permitió articular una serie de luchas particulares que tenían en común una sola cosa: la causa de su negación, el enemigo en común.

Pues bien, más allá de las legítimas y justificadas críticas a la forma en que se entendió por recuperada la democracia, lo interesante es analizar – o más bien, proponer un análisis – lo que ocurrió inmediatamente después con la democracia como concepto articulador.

Había un consenso: en Chile no había democracia. Pero una vez recuperada, surgen preguntas que, a nuestro juicio, aún no tienen respuestas: ¿Cuál era la democracia prometida? ¿Cuáles eran las expresiones políticas y sociales que debían darse en Chile para que entendiéramos que había democracia?

Sigue leyendo